Ivory Escapes afianza posiciones en Las Salesas, con un nuevo edificio en gestión. La Nueva Milla de Oro Madrileña destaca por la mezcla de sofisticación, arquitectura decimonónica, comercios exclusivos, restaurantes y hoteles de aire cosmopolita que hacen que el barrio escape de sus clichés.

No se prodigan las sucursales de marcas internacionales, sino más bien los locales pequeños e independientes donde uno tendrá la sensación de llevarse una pieza única, con la mezcla perfecta entre glamour y vanguardia. Aquí todo se cuida, ya se busque un pantalón, un buen corte de pelo, un ramo de flores o un café … uno se sentirá el cliente más mimado de la cuidad.

Además, Las Salesas no echa el cierre en horario comercial. Su noche es muy variada y ecléctica. La ruta puede empezar con un cóctel en el bar de uno de sus exclusivos hoteles, continuar con una magnífica cena en un extraordinario restaurante y acabar a ritmo de jazz y soul en un increíble local.

Pues bien, en pleno centro de este apetecible entorno, junto al impresionante Palacio de Longoria, buen ejemplo de la arquitectura modernista de nuestro país, descubrimos un precioso edificio donde se mezcla el sabor del tradicional barrio de antaño con la modernidad de su nueva versión, para ofrecer un alojamiento absolutamente sobresaliente. Este edificio cuenta con nueve propiedades en alquiler, ocho de un dormitorio y el ático dúplex con terraza, de dos dormitorios.

Edificio Fernando Sexto

Edificio Fernando Sexto

En la primera planta nos espera este coqueto apartamento de un dormitorio, Fernando Sexto III, cuyo proyecto de interiorismo ha permitido maximizar sus 45 metros de superficie para ofrecer un delicioso hogar a sus afortunados clientes.

En el living – de planta abierta – conviven estar, comedor y cocina. El estar se ha equipado con un sofá de diseño acompañado de una simpática mesa baja y de una lámpara de pie. La cocina – vestida de un cálido tono caramelo – se acompaña de un acogedor comedor para dos, bajo un juego de divertidas lámparas, con estupendas vistas al exterior, gracias al señorial balcón de madera que hace un guiño al distinguido barrio.

Un segundo balcón permitirá una excelente iluminación en el dormitorio que disfruta de un moderno cuarto de baño. 

Un cuidado proyecto de interiorismo ha conjugado estética, funcionalidad y confort para conseguir una vivienda práctica pero muy singular, donde el cliente se sentirá único y especial.

Sin duda, un capricho de apartamento en uno de los barrios más buscados de nuestra ciudad.

Este artículo también está disponible en: Inglés