Reforma: De piso antiguo y lúgubre, a moderno apartamento

Hoy os presentamos la última reforma que ha llevado a cabo nuestro Departamento de Proyectos. Se trata de una reforma integral en un apartamento ubicado en el barrio de Salamanca.

Cuando recibimos el encargo de nuestro cliente, comprobamos que la vivienda era muy antigua, estaba muy deteriorada y tenía una distribución nada racional. Teníamos un gran reto por delante, pero a nuestro equipo no se le resiste ningún proyecto, con lo cual decidimos hacer borrón y cuenta nueva, y, literalmente, ‘tirar la casa abajo’.

Nuestro principal objetivo era convertir el apartamento en un lugar acogedor, práctico, y con una distribución inteligente y funcional. Por ello la mejor opción era vaciar completamente el espacio de tabiques e instalaciones, y empezar a construir desde cero.

La distribución inicial que nos encontramos era la siguiente: cocina independiente, cuarto de baño, un dormitorio, y un salón que se estaba utilizando como dormitorio.

Dadas las dimensiones del apartamento (40m2), optamos por dejar un único dormitorio amplio, con el cuarto de baño en suite, y utilizar el espacio restante como salón-comedor y cocina abierta integrada en el salón.

La gran altura de los techos, que alcanza los 4 metros, fue uno de los puntos fuertes ya que ayudó a generar una sensación de mayor amplitud.

Para dotar al apartamento una mayor holgura, se optó por unir la cocina y el salón, desde donde además se puede acceder al patio de uso privado, de esta manera conseguimos crear un espacio amplio donde ‘hacer vida’ durante el día.

El proyecto de interiorismo y decoración ha sido otra de las claves de esta reforma. Quisimos dar al apartamento un aire moderno y urbanita, utilizando materiales actuales de primera calidad, paredes de ladrillo visto, y mobiliario de diseño con un toque industrial.

Uno de los aspectos a los que quisimos dar prioridad fue el revestimiento de las paredes. Para conseguir ese aire moderno y neoyorquino, decidimos dejar una de las paredes del salón con ladrillo visto, remarcando ese estilo industrial.

En el cuarto de baño, también dejamos las paredes de ladrillo visto, pero en este caso, encaladas en blanco para transmitir una sensación de limpieza. Para revestir los suelos optamos por utilizar microcemento, que se adapta a la perfección en un hogar moderno, y ofrece un acabado muy especial.

El proyecto de iluminación, con una compleja instalación de juego de luces, permite regular la intensidad de luz deseada en cada una de las estancias, dependiendo de la ocasión y del momento del día. Además, también permite modificar el tipo de luz:  blanca (luz de día) para potenciar el efecto de la luz diurna; o cálida (luz de noche), más agradable en horas vespertinas.

Para terminar, quisimos aprovechar el patio exterior, de uso privativo, incluyendo un alegre y sencillo mobiliario de jardín, plantas, y coloridos elementos de decoración, dando al lugar un toque alegre y étnico. Perfecto para disfrutar de agradables veladas.

Como una imagen vale más que mil palabras, aquí os mostramos la galería de fotos del antes y el después de esta reforma.

Cocina antes

DSC_0119 Cocina

Cocina después

Cocina después

Salón antes

DSC_0127 Salón antes

DSC_0130 Salón antes

Salón después

C. Peñalver 54-2_02 Salón después

Salón después

Dormitorio antes

DSC_0125 Dormitorio antes

Dormitorio después

C. Peñalver 54-2_05 Dormitorio después

Cuarto de baño antes

DSC_0140 Baño antes

Cuarto de baño después

C. Peñalver 54-2_06 Baño después

C. Peñalver 54-2_07 Baño después

Patio antes

DSC_0123 Patio antes

Patio después

C. Peñalver 54-2_09 Patio después

Si estás pensando en reformar o redecorar tu casa, no lo dudes y ponte en contacto con nuestro equipo de proyectos enviando un email a [email protected] Estaremos encantados de atenderte.

… Escape with us!

Este artículo también está disponible en: Inglés