En el distinguido y aristocrático Barrio de Almagro, Triángulo de Oro de Madrid, acabamos de estrenar Rafael Calvo I: un magnífico apartamento familiar con capacidad para 7 personas.

El Barrio de Almagro acoge, sin lugar a dudas,  algunos de los palacetes y edificios más elegantes y señoriales de Madrid.

Al este de Chamberí, y lindando con la Castellana, gran parte de la burguesía y aristocracia madrileña construyó el pasado siglo sus residencias dotándolas de frondosos jardines, hoy convertidas en edificios oficiales, Hoteles y Museos principalmente. Además, numerosas Instituciones Religiosas y Pedagógicas se establecieron también en el Barrio de Almagro, y conviven actualmente con Embajadas y Galerías de Arte. También en este barrio se han instalado en los últimos años algunos centros de arte, como la Academia de Cine o el Instituto Iberoamericano de Finlandia, que ofrecen cine, conferencias o exposiciones.

Es así que el Barrio de Almagro es un verdadero compendio de arte, cultura, historia y arquitectura.

Apartamento Rafael Calvo I

Nuestro apartamento se encuentra ubicado en una tercera planta de un edificio clásico, representativo del barrio de Almagro, con varios balcones a la calle.

El salón consta de dos ambientes: el alegre estar por un lado y la zona de trabajo / estudio en el extremo opuesto.


La abundante luz natural que se cuela por los balcones realza la intensidad de la paleta cromática elegida para esta casa, donde un atrevido color azulón, en contraste con un cálido amarillo,  marcarán el hilo conductor de la vivienda.

Frente al salón descansa la imponente cocina, pieza estrella de la casa. Gracias a sus generosas dimensiones, permite acoger un precioso comedor de diario. Su mobiliario clásico contrasta con la modernidad del mobiliario de cocina y, sobre todo, del arquitectónico ventanal de cuarterones de cristal y hierro entre cocina y pasillo, que confiere al espacio gran profundidad y luminosidad, además de dotarlo de contemporaneidad y diseño.

Un inmenso cuadro – al otro lado del ventanal – confiere fuerza y singularidad al comedor.

El largo pasillo, propio de las viviendas señoriales del Barrio de Almagro, conduce a la zona privada de la vivienda donde descansan los cuatro dormitorios con sus respectivos cuartos de baño.

Un ecléctico proyecto de interiorismo que combina piezas de anticuario con muebles modernos y funcionales conduce a un resultado muy sugerente y acogedor, en el que coloridos papeles pintados y, sobre todo, una magnífica obra pictórica dotan de gran carácter a la propiedad, ubicada en Rafael Calvo, en pleno corazón del distinguido Barrio de Almagro.

… escape with us!

Este artículo también está disponible en: Inglés