Madrid es una ciudad muy rica culturalmente y cuenta con muchas opciones de museos y salas de exposiciones que puedes visitar. Te proponemos una selección de algunos de nuestros favoritos fuera del circuito habitual en el que están las opciones más clásicas y conocidas, como el Museo del Prado, el Reina Sofía o el Palacio Real.

La estación de metro de Chamberí fue diseñada por el famoso arquitecto Antonio Palacios. Se inauguró en octubre 1919 y las primeras mujeres que trabajaron en el metro, lo que era una novedad para la época, lo hicieron en ella. Era la primera línea de metro de Madrid, la línea 1, que conectaba Puerta del Sol y Cuatro Caminos. La estación de Chamberí estaba situada entre las actuales estaciones de Iglesia y Bilbao. Fue cerrada en 1966 y posteriormente ha sido reformada y abierta como museo en 2008. Vale la pena visitarla porque se puede ver cómo eran las estaciones de metro en la época, con elementos originales, paneles publicitarios de cerámica y mobiliario. Un lugar sorprendente, que muchos madrileños desconocen, y que nos ofrece un interesante viaje en el tiempo.

Imagen 1

Foto propiedad de El Mundo

El Museo de América está en un edificio de singular arquitectura situado en la Ciudad Universitaria y reúne colecciones de etnografía, arte y arqueología americana. Cuenta con 25.000 piezas que abarcan desde la prehistoria hasta la actualidad. Sus colecciones permiten admirar piezas únicas y valorar el desarrollo tecnológico y cultural de las distintas civilizaciones precolombinas. Destacamos el tesoro de los Quimbayas, un conjunto único en el mundo, que se conserva en el Museo de América gracias a la generosidad del Gobierno colombiano que lo regaló a la Corona española en 1892, con motivo del IV Centenario del Encuentro, y en agradecimiento a una mediación en un conflicto de fronteras existente entre Venezuela y Colombia.

Imagen 2

Foto propiedad de 101 viajes

El Museo Sorolla nos encanta. Está en la casa donde vivía el pintor Joaquín Sorolla con su familia, y representa una de las casas de artista mejor conservadas de Europa. Las obras están distribuidas por toda la casa, conservando casi toda la decoración. Se puede realizar un recorrido a lo largo de siete estancias, entre las que destacamos el estudio del pintor, pasar por el comedor y el salón, y acabar en el precioso jardín de inspiración andaluza, donde la vegetación y el sonido del agua te invitan a olvidarte del bullicio de la cercana calle del General Martínez Campos. El visitante podrá encontrar en el museo todo tipo de piezas, artísticas y no artísticas: pinturas, dibujos, esculturas, cerámica, joyería, textiles, mobiliario…. Aparte de la colección permanente organizan sus propias exposiciones temporales y las exposiciones organizadas por otras instituciones en las que se aprovecha para albergar, por un tiempo limitado, algunas de las obras del artista que se encuentran en otros países o en colecciones privadas.

Imagen 3

Foto propiedad de Museo Sorolla

Otra opción cultural más alternativa es el Matadero Madrid, promovido por el Área de Gobierno de Las Artes, Deportes y Turismo del Ayuntamiento de Madrid. Su objetivo es favorecer el encuentro y diálogo entre creadores y público. Representa un espacio abierto donde todos pueden participar, crear, reflexionar aprender. Cuenta con exposiciones temporales de diversa variedad, desde fotográficas y de diseño hasta de videojuegos, acogiendo además eventos teatrales y musicales, entre otros.

Imagen 4

El Museo de Romanticismo es un palacete situado entra las paradas de metro de Tribunal y Alonso Martínez, en donde se puede ver el estilo de vida cotidiana de la alta burguesía durante el periodo Romántico (s.XIX). Se refleja cómo era la sociedad en este periodo y cuáles fueron los principales protagonistas de la misma. En el museo podrás encontrar fotografía, mobiliario, pintura, dibujos, escultura, artes decorativas y un interesante archivo histórico. Otro de los tesoros que alberga el museo es un encantador jardín interior con salón de té, que en los últimos años se ha convertido en punto de encuentro de aquellos que quieren disfrutar de un desayuno o merienda con encanto en el centro de Madrid.

Imagen 5

Foto propiedad de Museo de Romanticismo

Estas son solo algunas de las múltiples opciones de museos que ofrece Madrid, desde los más alternativos, hasta los más clásicos. La capital española tiene una historia larga y sus museos cuentan muchas historias del pasado, en las que vale la pena adentrarse por unas horas.

Este artículo también está disponible en: Inglés