Cuando hablamos de ubicación exclusiva por excelencia en el centro de Madrid, sin duda pensamos en el Parque de El Retiro y el Barrio de los Jerónimos. La combinación de ambos lugares nos conduce a la máxima distinción y refinamiento en lo que a pisos señoriales se refiere.

Y si a ello añadimos un proyecto de interiorismo totalmente contemporáneo, nos encontramos con una vivienda única, digna del cliente más exquisito y exigente, que antepone ubicación y representatividad a la hora de elegir su hogar.

Pues bien, este gran apartamento señorial del Barrio de Jerónimos ofrece en sus 250 metros de superficie una vivienda excepcional hasta para 8 personas, al contar con 4 dormitorios dobles con sus respectivos cuartos de baño.

El edificio que lo acoge se encuentra a la altura de su interior, con una preciosa fachada clásica totalmente renovada, un portal señorial maravillosamente conservado y un ‘ascensor-joya’ de los que ya quedan pocos en la capital.

En una segunda planta exterior, este apartamento señorial disfruta de vistas muy agradables a través de sus numerosos balcones,  gracias a la amplitud de la calle y a la arboleda que la recorre.

La zona noble de la vivienda conserva las dimensiones de aquel piso construido hace un siglo para una de aquellas familias acomodadas de la Villa de Madrid, que requería de grandes salones para sus multitudinarias recepciones.

La zona social se compone de cuatro grandes estancias donde hall, salón, cuarto de estar y comedor se han ubicado de tal manera que pueden permanecer totalmente comunicadas y abiertas o independientes, según la ocasión, lo que favorece la funcionalidad del apartamento.

Un elegante hall recibe al huésped con un vestíbulo generosamente dimensionado que anticipa al invitado el señorío de la casa que le recibe.

Su distribución, con el salón a la derecha y a la izquierda el comedor, permitirá una perfecta circulación y organización de los espacios.

El salón, con dos balcones a la calle, se ha equipado con dos regios sofás en torno a una espectacular mesa de espejo envejecido, que multiplica la luz de la estancia, ya reforzada por un simpático juego de espejos circulares en la pared principal.

A continuación, un acogedor cuarto de estar permitirá reuniones más informales, gracias a un mullido sofá acompañado de sendos sillones para una tertulia en familia.

El comedor se ha equipado con una moderna mesa de hierro y cristal, acompañada de sillas tapizadas con exclusivos tejidos, que contrastan con el corte industrial de la mesa, bajo una llamativa lámpara de latón.

Modernos cuadros y luminarias, cálidas alfombras, espectaculares cortinajes y objetos de decoración de distinta procedencia visten estas estancias recordando el pasado glamuroso de la casa, refrescado por muebles y elementos de diseño actual.

En el pasillo que conecta con la cocina y la zona íntima descansa un coqueto cuarto de baño para las visitas, lo que permite total privacidad en el resto del apartamento.

La habitación principal goza de un tamaño ideal para disponer de una privada zona de estar. Además, cuenta con un cuarto de baño en suite para mayor intimidad.

Otros dos dormitorios dobles disponen de confortables camas, grandes armarios empotrados y un cuidado interiorismo que permite máximo disfrute de estas estancias.

Originales papeles pintados en los cabezales, ricas cortinas de delicadas y cálidas telas, preciosos cabeceros tapizados, originales y esbeltas lámparas, delicada ropa de cama y, sobre todo, absoluta paz harán de estos cuartos el mejor de los retiros en pleno Barrio de los Jerónimos.


Junto a la funcional cocina, un dormitorio con dos camas – totalmente independiente y equipado con cuarto de baño con ducha – permitirá alojar al personal de servicio o a aquel invitado al que quieres conceder total autonomía,  al disponer incluso de entrada independiente por la escalera de servicio.

El Parque de El Buen Retiro, el Museo del Prado y el Jardín Botánico son sólo tres de los eminentes vecinos de este privilegiado apartamento, que permitirá a sus huéspedes disfrutar del Madrid más aristocrático y monumental, en cuyos alrededores se encuentra – aparte del ‘pulmón’ de la capital – el mayor número de museos y monumentos de nuestro país.

Además, una magnífica oferta gastronómica en el Barrio de los Jerónimos permitirá al cliente conocer no sólo las creaciones mas exquisitas de los chefs más renombrados, sino los locales más distinguidos y laureados de nuestra ciudad.

Un paseo por los alrededores de este apartamento señorial nos impregnará de ese halo de elegancia y sofisticación que tanto agrada a la clase alta internacional, que cada vez toma más posiciones en el Barrio de los Jerónimos. Su entorno tranquilo, plagado de zonas verdes, lo ha convertido en una de las zonas más solicitadas de la capital – aunque por muy pocos accesible –  y la preferida por las familias más acomodadas de nuestra sociedad.

… escape with us!

Este artículo también está disponible en: Inglés