El 30 de Junio se acerca de manera inexorable y con él la fecha límite de presentación de nuestra declaración de IRPF. Como todos los años, la Agencia Tributaria ha introducido una serie de cambios respecto del año 2014, siendo relevante algunas que afectan a las rentas por alquileres.

Declaración de la renta 2015
¿qué debo saber?

Soy arrendador

Si bien la reducción de nuestros ingresos por alquileres, a efecto de cálculo de nuestra base imponible, mantiene su reducción de un 60% (después de deducir de los mencionados ingresos todos los gastos desgravables tales como gastos de comunidad, impuestos municipales etc), los propietarios de viviendas en alquiler ya no se podrán beneficiar de la reducción del 100% a la que en años anteriores se podían acoger si sus alquileres eran a menores de 30 años.

En el caso de que nuestra vivienda no haya estado alquilada durante el año 2015, ésta habrá generado una renta a efectos finales del 2% del valor catastral si éste no se ha actualizado desde el año 2004, o del 1’1% si éste ha sido revisado desde entonces.

Soy arrendatario

Los alquileres que hayan entrado en vigor desde el 1 de enero de 2015, ya no podrán beneficiarse de la deducción por vivienda habitual. No obstante, podrán seguir beneficiándose de una deducción de un 10’5% de los contratos firmados con anterioridad a esa fecha.